Seguidores

Si vuelves, que esta vez sea para quedarte.

Supongo que si hemos vuelto a los “te quiero" dichos a medias es porque de alguna manera así debía ser. Supongo que nuestro estúpido enfado no tenia nada sobre lo que sostenerse y por eso al fin se ha acabado. Pero no sé, de alguna manera no estoy del todo segura con esta espiral que parecemos estar construyendo. Ahora volvemos a llevarnos bien, como en los viejos tiempos, pero ¿que pasa si de repente se acciona esa palanca que se accionó entonces y volvemos a los malos rollos y las borderías? ¿que pasa si sentimos de nuevo ganas de odiarnos, de olvidarnos y no volver a saber nada el uno del otro? No se tu, pero yo no creo que pudiese soportarlo. Perderte una vez fue suficiente para mi.

For my lovely lover.



Escucha,  se que eres alguien increíble, se que eres el chico perfecto, aquel del que cualquier chica se enamoraría perdidamente nada mas conocerle.. Se que tienes todo lo que yo podría desear, que eres la persona mas dulce que conozco, la que mejor me trata y la única que ha sabido demostrarme lo enamorado que esta de mi. Si, también eres la primera persona que se enamora de mi. Eres simplemente genial, guapo, inteligente, amable, cariñoso, simpático y una de las pocas personas que saben como hacerme sonreír y sentir bien en los peores momentos pero.. No puedo. Lo siento, pero no puedo. Quiero quererte, poder sentir esas ansias de decirte que tengo ganas de ti, quiero querer comerte a besos y quiero poder enamorarme locamente de ti, pero no puedo. Y se que es la  mayor estupidez que voy a cometer en mi vida. Que dejarte ir no es precisamente lo que debería hacer, pero es que me es imposible sentir algo más profundo hacia ti.
¿Por qué? Quien sabe. Quizá sea porque siga enamorada del capullo rubio que me rompió el corazón por primera vez o porque mi obsesión por mi ultimo amor de  verano vaya mas allá de la mera obsesión. Quizá es que no te merezco y por eso se me hace imposible quererte, quizá sea porque siento que no valgo la pena lo suficiente para ti… no lo se.  Por favor, no me odies. Entiende que estoy algo así como " sentimentalmente desorientada" y sigue tratando de conseguir que me enamore de ti, porque de veras lo deseo, pero no soy capaz de conseguirlo.


Ya basta de ti.


No. No voy a pensar más en ti, no voy a echarte de menos ni un segundo más. Ya basta de malgastar tardes recordando lo que pudo ser y no fue. Ya basta de las noches esperando que todo vuelva al principio, deseando que vuelvas a ser tu mismo conmigo, que dejes las borderías, las infantilidades y las niñerías y me digas de una puta vez que coño te pasa.  Ya vale de horas gritándole silenciosamente a la foto ampliada que tengo de ti como fondo de pantalla, ya vale de momentos de angustia pensando que me odias, que nunca más me volverás a hablar. Ya vale de preguntarme como estás, de querer saber como te va la vida, de comerme la cabeza pensando en que hice mal para que ahora no quieras saber nada de mi. Se acabó. No eres mas que un niño caprichoso del que yo me encapriché como una niña hace no demasiado tiempo. Ya esta, yo me merezco algo bastante mejor que tu….  Y tu no vas a hacer más que darme problemas y dolores de cabeza… y de corazón. Y mi corazón ya se ha roto suficientes veces; no necesito un crío prepotente, egocéntrico y estúpido que me lo rompa una vez más. No quiero sufrir, ahora quiero ser feliz con lo que tengo, y ya me preocuparé de los imposibles cuando tenga tiempo.



Longing that little angel.



Me gustaría, no, me encantaría saber por que hoy te echo tanto de menos si hace mas de un mes que no se nada de ti. Me encantaría poder olvidarme de ti, pero para siempre, poder hablar con tu hermano sin que tu me vengas a la cabeza y no recordarte al escuchar esa canción. Pero parece que eso va a ser imposible, que te voy a recordar hasta el fin de mis días y que vas a ser una de las personas a las que eche mas de menos cada día. No preguntes por que, yo tampoco lo se. Y poco me importa averiguarlo. Yo solo quiero olvidarte y seguir con mi vida. Enamorarme en cuatro días de cualquier chaval con hombros anchos y una bonita sonrisa, enamorarme igual que lo hice de ti. Que cada vez que oiga a Melendi no me pare a pensar si fue esa o otra la canción que me cantaste, que cada vez que vea a un chico no lo compare contigo y le vea fallos por todos lados. Que quiero poder querer como te quise a ti. Que mis lágrimas por ti fueron las mas amargas, como también mi amor fue el más dulce.
No se… Ya me dirás tu que hago para olvidarte. Tu que tienes soluciones para todo y que eres algo así como supermán: Ayúdame, por que yo sola no puedo.


J.


  Intento responderme a todo esto, pero es que no lo consigo: ¿Cómo puede ser que dos segundos después de que desaparezcas por la puerta del ferrocarril ya te esté echando de menos?¿Cómo puede ser que en el mismo momento en el que te alejas de mi lado todo mi mundo se vuelva un poco mas gris?¿Cómo puede ser que  necesite de tu voz para poder sonreír? ¿Porqué cada vez que suena mi teléfono deseo con todas mis fuerzas que seas tú?¿Cómo puede ser que cada vez que te mire a los ojos me quede embobada, como si fueran un universo nuevo para mi?¿Por qué?.
Nada, que no hay manera de que deje de pensar en ti, de que pare por un instante de recordar el sonido de tu risa. No hay un solo momento en el que no me muera de ganas de besar esos labios. Que cada vez que me tocas me da un escalofrío. Que cada beso que me das en la mejilla se queda tatuado justo ahí, se me hace imborrable para mí.Que cada abrazo que tu me das, cada una de tus caricias se me quedan impresas en la piel. Son y serán una marca que permanecerá ahí hasta el fin de mis días, y que me recordará lo mucho que me encanta el roce de tu piel con la mía.
Tu te reirás cuando oigas esto, pero es que me cuesta la vida dejar de mirarte cuando estas a mi lado, y es que cada pequeño gesto que tu haces me fascina, me vuelve loca. Y que todos esos defectos que tu dices tener yo no los veo, y si he llegado a ver alguno en algún momento, te juro que me ha gustado tanto que me he enamorado de el también. No se…  yo más no puedo hacerle. Si quieres me puedo obligar a dejar de quererte, pero se que por mucho que lo intente va a ser imposible.Que se me hace imposible no quererte. Que esto solo lo he sentido dos veces en mi vida; la primera con ese pequeñajo rubio y la segunda contigo. Y si se supone que esto es lo que sientes cuando te enamoras, y, que  como dicen, tenemos dos grandes amores en nuestra vida, creo que mi cupo se ha completado contigo, así que, creo que no me queda más remedio que quedarme a tu lado, soportar todas esas manías tuyas que me encantan, convivir con tu perspicacia, dejar de preguntarme el porqué de todo lo que siento y lanzarme a por ti de una vez por todas.


Accidentally in love.



Pues que quieres que te diga, si, me gustas y mucho en realidad. ¿Por qué? Pues tan siquiera yo lo se. Puede que sea por la fuerza de tus abrazos, el brillo de tus ojos o el sonido de tu risa… O quizás sea por tu amabilidad, tu paciencia y tu forma de hacerme sonreír. En el fondo eso da igual. Lo que importa es que ya puedo decir que de alguna manera te quiero y quiero tenerte a ti, entero, todo, solo para mí. Que desde el primer momento en el que te vi cruzar la puerta de nuestra aula de francés, supe que eras para mí.
Si, muchas te dirán que ya me han oído decir esto sobre otros, pero te juro que esta vez voy mas en serio que nunca. Créeme, nunca he estado tan celosa como cuando me hablas de ella, o cuando tonteas y miras o hablas con otras. Confía en mí, a ti te quiero de verdad de la buena.


Mr. Smiles


Y entonces apareció él. Con esa cara que te invita a hablarle, ese aspecto de buena persona y esa forma de ser tan peculiar.  Si, se podría decir que en el mismo momento en el que cruzó el umbral de la puerta empezó una historia.
Una historia a la que a mi me gusta llamarle simplemente nuestra historia. Empezaron las horas juntos en el tren, las sonrisas, las miradas, los suspiros, los abrazos… Todo comenzó en aquel instante, o al menos, eso es lo que me gusta creer a mí. Y por si os lo preguntáis, no, no estoy nada segura de que algo pueda suceder entre nosotros, pero… ¿Qué mas da? Vivamos el momento, seamos felices, disfrutemos de esta pequeña historia que tenemos hoy. Y mañana que sea lo que dios quiera.


Just Hapiness.


Felicidad. Eso que se siente cuando recibes la respuesta que ansias de la persona a la que quieres, eso que te hace no poder dejar de sonreír. Aquello que hace que te pases todo el día como en una nube, hace que todo lo demás no importe, porque cuando eres feliz los problemas se esfuman.  La felicidad, eso que puedes conseguir con un simple detalle, eso que puede hacer que uno de tus días grises se convierta en el mas maravilloso del mundo. La felicidad, tan ansiada por todos y tan poco fácil de encontrar…
Os diré algo, yo la he encontrado. La mía tiene nombre y apellido. Pero la tuya puede que sea una simple nota, o una sonrisa, o unos ojos… o simplemente hacer aquello que más te apetece en cada momento. ¿Qué si tengo la clave para encontrarla? Claro. Se trata de no dejar de luchar nunca por ella, de sacarle la lengua a la suerte cuando no te sonríe y seguir adelante, de ser fuerte en los peores momentos, de tener la valentía de hacer cosas que te aterran, porque ¿sabes que? Muchas veces vale la pena pasar un poco de miedo y nervios, cuando al final sabes  el resultado de verdad valdrá la pena. Eso me lo enseñó hace poco un gran amigo, y desde entonces he decidido ser valiente, dejar de lado mis miedos y lanzarme a todo aquello que debo hacer para conseguir la felicidad más pura y verdadera.
Y no te preocupes si te cuesta encontrarla, o si se resiste a llegar a tu vida, a mi también me costó, pero… ¿ves? Al final la he hallado. Y te prometo que ser feliz es lo mejor que te puede pasar en la vida.


Cobarde.


Soy una cobarde. Cobarde por no haberme atrevido a intentarlo cuando tuve la oportunidad; cobarde por no hablarte todo los días como su fuera lo mas normal del mundo, como hago con tu hermano. Cobarde, por no decirte que te quiero, por hacer que seas el único que no lo sabe. Porque ¿sabes que? Ahí fuera todo el mundo se ha dado cuenta de que te quiero, de que te echo de menos y de que tengo unas ganas horribles de volverte a ver. Ahí fuera todo el mundo me dice que soy una cobarde. Cobarde por no llamarte todos los días, por no atreverme a hacerte sonreír como lo haría si estuvieses a mi lado. Cobarde por quererte y callármelo.


Solamente tú.


Que a mi ya no me importa nada que no seas tú.
Tú, que con un simple "gano yo" dicho a las cinco de la mañana me haces sonreír. Tú, que con solo mirarme a los ojos conseguiste hacerme sentir especial. Tú, que cuando acariciabas mi pelo hacías que todo a nuestro alrededor se esfumase. Tú, que estás a 1.123 kilómetros de mí, pero aún así me haces sentir como si estuvieras a mi lado cuando hablamos. Tú, que causas sensación entre las más perfeccionistas de mis amigas. Tú, que eres para mí mucho más que un soplo de aire fresco. Tú, si tú. Te lo diré claro: te quiero; me estoy enamorando de ti.