Seguidores

Love, love!


 + Si alguna vez te cansas de mi, solo tienes que decírmelo, lo entendería.
-No, nunca voy a cansarme de ti.
+Ya, eso es lo que dicen todos, y luego de repente un buen día, te dejan ahí tirada, en el arcén de la vida, como si fueses ese perro que ya no puedes quedarte porque es demasiado viejo, demasiado conocido, demasiado peculiar.
-Pues yo nunca me cansaré enserio, porque ni tú eres como ese perro, ni yo soy como los demás.
+ Si tú lo dices, será verdad.
-Lo es, además ¿cómo iba a cansarme de ti, si eres preciosa?
+ ¿Sabes que eres el primero que me dice cosas así de bonitas?
-Bueno, eso es porque los demás están ciegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario