Seguidores

No tienes ni la menor idea de cuánto te extraño.


Te quiero, te echo de menos y te necesito. Yo no puedo seguir así, mirando tus fotos cada dos por tres, viendo lo bien que te lo pasas sin mí, dándome cuenta que cada día te echo mas de menos, que te necesito. No puedo. Por mas que me moleste admitirlo, necesito que vuelvas a mi lado, que me cuentes todos y cada uno de los detalles de tu vida, porque por mas absurdos que te parezcan, a mí todo lo que tenga que ver contigo siempre me fascinará. 
Porque me encanta tu sonrisa, y esa foto tuya que tengo en mi escritorio no hace mas que recordarme lo mucho que te quiero, lo mucho que eres  para mí. Para mí, eres, fuiste y serás como un sueño echo realidad, mucho más de lo que nunca imagine que podría llegar a  merecerme. Y si, lo mas seguro es que no te merezca, pero te juro que si no estas aquí me muero; que hace mas de dos meses que vivo de fotos y recuerdos… y todo esto me esta matando.
 Se que no tengo derecho a pedirte que vuelvas, ni a que me des una explicación de por que te marchaste, yo lo se bien. No valgo mucho y por eso te fuiste. Pero estoy convencida de que a tu lado soy mejor, y por eso eres perfecto para mí. Porque me hiciste cambiar, hiciste que me volviese alguien mas atrevido, abierto y sentimental. Conseguiste que me dejase llevar por mis sentimientos, me enseñaste que es mejor decir siempre la verdad, por mucho daño que esta pueda causar. Tu me enseñaste a valorarme tal y como soy… y  porque no, a quererme. Que es pensar en ti y ver a mi príncipe azul. 
Y sí, ya se que hace tiempo te dije que yo pasaba de esos, que prefería a un Chuck  Bass. Pero ¿quien va a competir contra ti? Tu, con tu mirada  penetrante de ojos verdes, tu extravagante sonrisa, tus ganas de hacerme feliz... Nadie puede competir contra eso. 
Y para que te quede claro, mi corazón es tuyo, siempre lo ha sido.


Pelea por lo que realmente quieres.


 Solo porque estés perdiendo, no significa que ya hayas perdido. Tienes que seguir luchando por lo que quieres; luchando como si te fuera la vida en ello. Si pones toda tu alma en esa lucha lo conseguirás, estoy segura. Porque, en el amor y en la guerra todo vale ¿no?. Pues saca tus mejores armas y pelea como nunca nadie lo ha echo. Confío en ti, sé que puedes conseguirlo. Se que estas acostumbrada a perder, pero por eso mismo, por una vez en la que él es verdaderamente todo lo que te importa de esta puta vida, por una vez en la que todo parece tan real, en la que no tienes miedo de que el este mintiendo... Esta es tu historia, y vas a escribirla con el, estoy segura. Si no entera, al menos un capitulo lleno de amor y aventuras.

Eres tú. Siempre fuiste tu.


Los hay que me dicen que contigo no, que no eres mi principe azul, que no conseguirás hacerme tan feliz como lo haría otro. Otros me dicen que lo intente, que me lance a lo desconocido, que no hay nada que perder. Yo, por mi parte, ya decidí hace mucho que quiero estar contigo, cueste lo que cueste. Que me da igual lo que seas o como seas, te prefiero a ti antes que a mil de esos principes azules de los que hablan. Y si, pienso que tu eres el único que puede hacer que mi vida llegue a extremos de felicidad insospechados. Porque si con tan solo verte sonreir soy feliz, me gustaría saber cuanto lo seré el dia en que me beses por fin.


Definitely yours.


No hay nada que podais hacer por mí. Me habeis perdido. ¿Dónde? Entre sus ojos, su sonrisa y su cintura. Se ha echo con mi corazón, él es y será el dueño. Aunque me olvide como Peter Pan a esa Wendy a la que nunca volvió a buscar, aunque nunca más vuelva a ser lo mismo, mi corazón le pertenecera siempre. Al igual que ese beso escondido en la comisura derecha, ese te quiero dicho de corazón y esas ganas de ser la que pase toda la vida junto a él.


Aqui es necesaria una disculpa.


Últimamente todo el mundo quiere saber que me pasa, porque estoy tan feliz y de repente me enfado, porque hay ratos en los que me duele el corazón y otros en los que mi vida es algo maravilloso. ¿Quereis realmente saber lo que me pasa?. Lo que me pasa es que me falta él. Me faltan sus ganas de hacerme sonreír, sus chistes malos, su mal humor. Me falta el hablar con el a todas horas, me faltan los te quieros que nos decíamos. El de las tres, el de las nueve y el de antes de ir a dormir. Me faltan sus ojos verdes, su sonrisa profident y su poca verguenza. Que a mi con hablarle una vez por semana no me basta. Necesito empaparme de el a todas horas. Necesito que todo vuelva a ser como antes de ese enfado tonto que hizo que todo cambiara. Necesito que me perdone, y perdonarle yo a él.


Yo quiero contigo TODO.


Me gustaría saber que ha sido de todas esas cosas bonitas que solías decirme, de todas esas estupideces que hacíamos a menudo los dos. Me gustaría saber si sigues pensando que soy un once sobre diez, o si ahora me has rebajado al uno. Me gustaría saber porque ya no me tratas como antes, porque te cuesta tanto decirme cosas como las que me decías, porqué cuando te digo te quiero sin razón aparente te asustas y me respondes con un simple "vale". Te diré una cosa, tu has pasado de ser mi nueve i medio a ser mi doce, de ser el mejor amigo que he tenido a ser alguien con quien me gustaría pasar los momentos mas especiales de mi vida.
 Y no miento cuando digo que pensé en regalarle lo mas preciado que tengo a otras personas que se lo merecían menos que tú, pero ahora que te he conocido, que se como eres, ahora quiero que te lo quedes tú. Quiero que tu seas todas mis primeras cosas. Absolutamente todas. Pero quiero que empieces por ser aquel que me dice las cosas mas bonitas que nadie nunca me ha dicho, quiero que empieces siendo aquel que puede sacarme una sonrisa con tan solo una mirada, aquel que cuando hable demasiado me calle con un beso. Aquel que en medio de la noche me diga: Fúgate conmigo, y aquel al que yo le diga que sí, que con él iría hasta el mismísimo fin del mundo.


Hazle saber que le quieres.

Deja de pensar que no puedes conseguirlo, que el va a estar siempre con esa otra chica  mas guapa o mas lista que tú. Deja de sentir ese miedo a lanzarte a la aventura. Vamos, no seas cobarde. Ve y dile lo que sientes. Dile que le quieres como nunca has querido a nadie, dile que es la única persona con la que quieres hablar cada día, dile que no te preocupan mas opiniones que la suya, dile que no hay nada que te haga mas feliz que verle sonreír. Sal ahí fuera y grítale al mundo que le quieres, que no puedes vivir sin el, aunque en realidad nunca le hayas tenido. Salta de alegría sin miedo cuando te diga te quiero, aunque ese te quiero para el sea un juego de niños. Sueña que el esta a tu lado, que vais a ese típico baile de fin de curso de toda buena película americana que se precie, y que allí ocurre el milagro, que el te besa y estáis juntos para siempre; luego levántate y cuéntaselo. Hazle saber cada vez que le hables que le quieres, hazle saber que te pone celosa que te cuente con quien se ha liado este fin de semana, sea guapa la chica o no. Demuéstrale que aunque eres imperfecta, vales mucho mas que cualquier otra. Declárale tu amor todos los días y quizás, con un poco de suerte, dentro de un par de meses será tuyo.