Seguidores

Solamente tú.


Que a mi ya no me importa nada que no seas tú.
Tú, que con un simple "gano yo" dicho a las cinco de la mañana me haces sonreír. Tú, que con solo mirarme a los ojos conseguiste hacerme sentir especial. Tú, que cuando acariciabas mi pelo hacías que todo a nuestro alrededor se esfumase. Tú, que estás a 1.123 kilómetros de mí, pero aún así me haces sentir como si estuvieras a mi lado cuando hablamos. Tú, que causas sensación entre las más perfeccionistas de mis amigas. Tú, que eres para mí mucho más que un soplo de aire fresco. Tú, si tú. Te lo diré claro: te quiero; me estoy enamorando de ti.

Eres mi chico "especial" ;)


¿Qué si te echo de menos? No sabes tu bien cuanto. ¿Qué si me gustaría volver a tenerte a mi lado aunque solo fuera un segundo? No lo dudes nunca.
Desde el mismo momento en el que me fui de allí empecé a echarte de menos, a desear tenerte un segundo más a mi lado. Y todo esto no quiere decir que este enamorada de ti… que va. Tan solo quiere decir que te has hecho un hueco en mi corazón, que ahora eres una más de las personas a las que quiero, un nombre más, un chico más….
No me malintepretes, para mí tampoco eres como cualquier otro, eres un poquito más especial que mi amigo el del pueblo de al lado, y un poquito menos que aquel chico al que le regalaré mi corazón. Que si, que me encantaría tener una historia contigo, regalarte miles de mis besos, cientos de mis noches y decenas de mis suspiros. Pero no te confundas, después de todo eso no querría dejar de hablar contigo ni en sueños. Que no, que tú eres alguien distinto al resto. Que eres al primero que prefiero tener como amigo, o como conocido tan solo, a no tenerte de ninguna manera.

Peut être la prochaine fois.


Hoy es una de esas veces en las que te reprochas no haber sido mas valiente, no haberte atrevido a intentarlo, no habértela jugado a una sola carta. Me he ido de allí dejando pendiente una cosa, para mi la más importante. Pero juro que la próxima vez que le vuelva a ver, que me vuelva a acariciar y se vuelva a dormir en mi cama me la jugaré. Entonces acabaré lo que tengo pendiente hacer: rozar sus labios, fundirnos en un beso y reír.