Seguidores

Mr. Smiles


Y entonces apareció él. Con esa cara que te invita a hablarle, ese aspecto de buena persona y esa forma de ser tan peculiar.  Si, se podría decir que en el mismo momento en el que cruzó el umbral de la puerta empezó una historia.
Una historia a la que a mi me gusta llamarle simplemente nuestra historia. Empezaron las horas juntos en el tren, las sonrisas, las miradas, los suspiros, los abrazos… Todo comenzó en aquel instante, o al menos, eso es lo que me gusta creer a mí. Y por si os lo preguntáis, no, no estoy nada segura de que algo pueda suceder entre nosotros, pero… ¿Qué mas da? Vivamos el momento, seamos felices, disfrutemos de esta pequeña historia que tenemos hoy. Y mañana que sea lo que dios quiera.


Just Hapiness.


Felicidad. Eso que se siente cuando recibes la respuesta que ansias de la persona a la que quieres, eso que te hace no poder dejar de sonreír. Aquello que hace que te pases todo el día como en una nube, hace que todo lo demás no importe, porque cuando eres feliz los problemas se esfuman.  La felicidad, eso que puedes conseguir con un simple detalle, eso que puede hacer que uno de tus días grises se convierta en el mas maravilloso del mundo. La felicidad, tan ansiada por todos y tan poco fácil de encontrar…
Os diré algo, yo la he encontrado. La mía tiene nombre y apellido. Pero la tuya puede que sea una simple nota, o una sonrisa, o unos ojos… o simplemente hacer aquello que más te apetece en cada momento. ¿Qué si tengo la clave para encontrarla? Claro. Se trata de no dejar de luchar nunca por ella, de sacarle la lengua a la suerte cuando no te sonríe y seguir adelante, de ser fuerte en los peores momentos, de tener la valentía de hacer cosas que te aterran, porque ¿sabes que? Muchas veces vale la pena pasar un poco de miedo y nervios, cuando al final sabes  el resultado de verdad valdrá la pena. Eso me lo enseñó hace poco un gran amigo, y desde entonces he decidido ser valiente, dejar de lado mis miedos y lanzarme a todo aquello que debo hacer para conseguir la felicidad más pura y verdadera.
Y no te preocupes si te cuesta encontrarla, o si se resiste a llegar a tu vida, a mi también me costó, pero… ¿ves? Al final la he hallado. Y te prometo que ser feliz es lo mejor que te puede pasar en la vida.


Cobarde.


Soy una cobarde. Cobarde por no haberme atrevido a intentarlo cuando tuve la oportunidad; cobarde por no hablarte todo los días como su fuera lo mas normal del mundo, como hago con tu hermano. Cobarde, por no decirte que te quiero, por hacer que seas el único que no lo sabe. Porque ¿sabes que? Ahí fuera todo el mundo se ha dado cuenta de que te quiero, de que te echo de menos y de que tengo unas ganas horribles de volverte a ver. Ahí fuera todo el mundo me dice que soy una cobarde. Cobarde por no llamarte todos los días, por no atreverme a hacerte sonreír como lo haría si estuvieses a mi lado. Cobarde por quererte y callármelo.