Seguidores

Mr. Smiles


Y entonces apareció él. Con esa cara que te invita a hablarle, ese aspecto de buena persona y esa forma de ser tan peculiar.  Si, se podría decir que en el mismo momento en el que cruzó el umbral de la puerta empezó una historia.
Una historia a la que a mi me gusta llamarle simplemente nuestra historia. Empezaron las horas juntos en el tren, las sonrisas, las miradas, los suspiros, los abrazos… Todo comenzó en aquel instante, o al menos, eso es lo que me gusta creer a mí. Y por si os lo preguntáis, no, no estoy nada segura de que algo pueda suceder entre nosotros, pero… ¿Qué mas da? Vivamos el momento, seamos felices, disfrutemos de esta pequeña historia que tenemos hoy. Y mañana que sea lo que dios quiera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario