Seguidores

Ya basta de ti.


No. No voy a pensar más en ti, no voy a echarte de menos ni un segundo más. Ya basta de malgastar tardes recordando lo que pudo ser y no fue. Ya basta de las noches esperando que todo vuelva al principio, deseando que vuelvas a ser tu mismo conmigo, que dejes las borderías, las infantilidades y las niñerías y me digas de una puta vez que coño te pasa.  Ya vale de horas gritándole silenciosamente a la foto ampliada que tengo de ti como fondo de pantalla, ya vale de momentos de angustia pensando que me odias, que nunca más me volverás a hablar. Ya vale de preguntarme como estás, de querer saber como te va la vida, de comerme la cabeza pensando en que hice mal para que ahora no quieras saber nada de mi. Se acabó. No eres mas que un niño caprichoso del que yo me encapriché como una niña hace no demasiado tiempo. Ya esta, yo me merezco algo bastante mejor que tu….  Y tu no vas a hacer más que darme problemas y dolores de cabeza… y de corazón. Y mi corazón ya se ha roto suficientes veces; no necesito un crío prepotente, egocéntrico y estúpido que me lo rompa una vez más. No quiero sufrir, ahora quiero ser feliz con lo que tengo, y ya me preocuparé de los imposibles cuando tenga tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario